jueves, diciembre 18, 2008

Día 62

Todo en orden. Después de la dieta de manzanas he retomado mi dieta habitual, estoy comiendo parecido a lo que he venido anotando en los reportes pasados. Ya no apunto el día por día de mis comidas porque me resulta aburrido y supongo que a ustedes tampoco les divierte leer esas listitas minuciosas, salvo que lo hagan por una intención comparativa, crítica o curiosa.

La novedad es que ayer pedí un turno con mi nutricionista. la cita es el lunes que viene. Retrasé hasta esta altura la visita con la nutricionista porque, por un lado, no creí necesario iniciar mi dieta bajo su supervisión, sé qué debo comer y qué no para adelgazar, sé qué debo hacer y que no, estoy en esta "lucha" hace muchos años, desde mi adolescencia. Nunca fui gordita pero siempre debí cuidar mi alimentación porque practicaba muchos deportes. Por otro lado, me daba verguenza visitarla con todos los kilasos que gané en octubre, puede parecer tonta esta razón pero es la verdad, hasta me daba verguenza a mi misma verme así con esos insoportables kilos!! Cuando la visite no me verá tan mal, tan desbandada. Las últimas veces que la consultaba estábamos trabajando desde hacía dos años con mi mantenimiento, era un plan nutricional flexible, con algunas exigencias y prohibiciones comprensibles pero muy variado, cómodo para mi, muy versátil... sin embargo lo arruiné todo por mis estupideces emocionales.

Creí conveniente hacer una consulta con la profesional porque hace un tiempo siento que me estoy estancando con el peso, que bajo muy de a poco, a gotas... quizás deba modificar algo en mi alimentación y debería charlarlo con ella antes de tomar una decisión. También aclaro que sigo con mis ejercicios diarios y las caminatas. Si un día no tengo tiempo de hacer mi gym, al otro día la retomo a más tardar. Ya no quiero hacer dietas shock, como la de la manzana, me pongo muy ansiosa por ver los resultados y además el peso que se pierde es líquido más que nada, y es muy fácil recuperalo. Esas dietas son un arma de doble filo. Por ahora sólo espero mantenerme en mi peso actual e ir bajando de a poco. El tramo en el que he entrado es difícil, amesetado, con tendencia al letargo, se pierde peso más lentamente y debo armarme de paciencia.

Un abrazo a todos mis lectores, gracias por leerme y por su apoyo de siempre.

3 comentarios:

Alivalle dijo...

Hola Celeste, yo pienso que como tu peso tampoco es muy alto, son poco los kilos que quieres perder, puedes centrarte mas en el ejercicio que en la comida, quiero decir, llevar una buena alimentación y que el trabajo para perder volumen y modelar lo realices con el ejercicio. Seguro que es mas sano que hacer dietas de choque, no?

Un abrazo!

CELESTE dijo...

Hola Alivalle! Estoy de acuerdo con vos, por eso si modifico algo en mis comidas no será sustancial, estoy alimentándome muy variado, carnes magras, mucha verdura, frutas, lácteos descremados y he conseguido limitar las porciones. Por ese lado todo bien. Como tu dices, deberé hacer incapié en el ejercicio, con que baje 5-6 kilos más yo estaría conforme, pesaría 56/55 kilos y NO pienso morir de hambre para conseguirlo, se sufre mucho así y ante cualquier desliz se tira todo por la borda, sé lo que es eso y no quiero vivir al límite.

La clave está en la gimnasia.

Un abrazo!

Lauren dijo...

Hola celes!!..
Pues creo que todo anda ahora muy bien porque antes de decidir, quieres la opinion de una profesional en el asunto... asi que croe que te dara unos consejitos de mas, que haran que todo progrese de mejor forma!!

Un beso..
A mi siempre se me hace bien leerte..
No te pierdas tanto!